Un gran favor a las almas del purgatorio

pintura de Ludovico Carracci donde se ve a un ángel liberando almas del purgatorio. Crédito: Wikipedia

Queridísimos hermanos en la fe en Cristo Nuestro Señor, por medio de nuestra valiosísima intervención el Cielo ha querido que podamos participar en esta obra tan meritoria y llena de gracia como es la de posibilitar que hermanos nuestros, que almas que están purgando puedan acceder a la gloria celestial.

Dios ha querido en su magnánima misericordia que nosotros, simples humanos, tengamos la potestad —la participación en la posibilidad de favorecer—, por la comunión de los santos, del Cuerpo Místico de la Iglesia, que «logremos», contribuyamos a abrir la puerta de los hermanos salvos que se purifican en el purgatorio, para acceder a estar con los demás hermanos que participan de la presencia gloria de Dios en el Paraíso celestial.

Tened siempre presente que ellos mismos, esas benditas almas, unas vez en el cielo, a su vez también intercederán por nosotros ahora y en la hora de nuestra muerte ante Dios, en recíproco agradecimiento.  Especialmente en los momentos decisivos, finales, y cuando y sobre todo si no tenemos a nadie que rece por nosotros, al final de nuestros días y ante nuestro juicio final.

 

De esta forma podemos colaborar en estos días tan indicados:  

Indulgencias: hasta el 8 de noviembre, puede usted sacar un difunto del purgatorio cada día

Con motivo de la conmemoración de los Fieles Difuntos, es posible para los católicos ganar una indulgencia plenaria para las almas de seres queridos, familiares o amigos por ejemplo, que se encuentran en el purgatorio.

El Papa Francisco explicó que tanto los santos interceden ante Dios por nosotros, como nosotros podemos rogar al Señor por las almas del purgatorio.

Todos los bautizados en la tierra, las almas del Purgatorio y todos los beatos que están ya en el Paraíso forman una única gran Familia. Esta comunión entre tierra y cielo se realiza sobre todo en la oración de intercesión”, dijo en esa ocasión.

 

Para ganar una indulgencia plenaria por un difunto, la Iglesia pide seguir los siguientes pasos.

El 2 de noviembre se visita piadosamente una iglesia o un oratorio. Durante esta visita se debe rezar un Padre Nuestro y el Credo. Además, se debe formular la intención de querer evitar cualquier pecado mortal o venial.

– Es necesario confesarse, recibir la Santa Comunión y rezar un Padre Nuestro y un Ave María por las intenciones del Papa. Estas tres condiciones pueden cumplirse unos días antes o después de la fiesta de Todos los Fieles Difuntos, pero es conveniente que la Comunión y la oración por las intenciones del Papa se realicen el mismo día.

Tras cumplir estas condiciones, la persona por la que usted pidió la indulgencia plenaria podrá entrar en el Cielo.

 

Durante 8 días de noviembre

Así mismo, del 1 al 8 de noviembre se pueden ganar otras indulgencias por almas que se encuentren en el purgatorio.

Vale precisar que la indulgencia plenaria únicamente se puede ganar una vez al día.

Para ganar estas indulgencias, puede visitar piadosamente un cementerio y orar por los difuntos, al tiempo que se debe querer evitar cualquier pecado mortal o venial.

También se deben cumplir las condiciones de confesión sacramental, Comunión Eucarística y oración por las intenciones del Papa.

Una misma confesión sirve para ganar varias indulgencias, pero se necesita una nueva Comunión, una nueva oración por las intenciones del Papa y una nueva visita al cementerio por cada indulgencia.

Aciprensa / ReL

 

——————————-

 

También pueden documentarse al respecto y para otros momentos de año y en todo tiempo:

https://www.actualidadcatolica.es/wp-admin/post.php?post=10530&action=edit

https://www.actualidadcatolica.es/wp-admin/post.php?post=10195&action=edit

https://www.actualidadcatolica.es/wp-admin/post.php?post=4484&action=edit

https://www.actualidadcatolica.es/wp-admin/post.php?post=7479&action=edit

https://www.actualidadcatolica.es/wp-admin/post.php?post=4327&action=edit

 

ACTUALIDAD CATÓLICA