El deber de recordar la responsabilidad de ser fieles…

Cardenal Aguiar Retes, Arzobispo de México

Es más fácil callar, echarse cuerpo a tierra, meter la cabeza bajo misma -cual avestruz-, etc. Es una forma de no meterse en líos, de no molestar, de no granjearse enemigos, etc.

Claro, así, con esa “política”, a Cristo no le hubiera pasado lo que le pasó, ni a tantos profetas que por no callar y siguiendo el compromiso de seguir la voz de Dios -pese a que no querían- acabaron como acabaron.

“Meterse en política”, además de correr el riesgo de mancharse las manos también se correr el riesgo de que te partan la cara, claro. Mejor es meterse en la sacristía y no salir fuera, por si acaso. Pero, claro, ese pasar desapercibidos, ocultos, se corre el riesgo -este sí grave- de que nadie te escuche, de que tu palabra no importa, de que no tienes nada qué decir al mundo que te rodea, etc.; de modo que para qué prestarse atención, si no tienes nada que decir.

Aunque resulte ingrato, aunque se nos acuse de “hacer política”, aunque nos busquemos adversarios (que cuando estén en el poder nos puedan pasar la cuenta…), aunque se orille (“excomulgue”) a una parte de la ciudadanía con un pensamiento político contrario a la doctrina que deriva de la fe en Cristo, etc., Y todo ello a considerar muy seriamente, no podemos callar la verdad.

Ya sabemos lo de “dar al césar lo que es del césar”… Sí, cierto, hay una autonomía en lo humano, en todas sus disciplinas y actividades, que tienen sus propias leyes internas de funcionamiento para obtener sus fines (por ser más concreto: la ciencias, u otra actividad humana, y más en concreto: la religión no tendrá palabra que decir a cómo un arquitecto construye un edificio ), en lo que no debe inmiscuirse la fe. Y otra cosa es que esa autonomía de funcionamiento propio entre en el ámbito de la responsabilidad ética.

Porque si nos atenemos al dicho de que “todos es política” y nos callamos para no hacer política, entonces permanezcamos en silencio para siempre y en todo. Y en fin, que acabaremos, pues, por no tener nada que decir al ser humano y la fe acabará siendo arrinconada como un adorno, que no afecta ni sirve para nada.

Todo esto viene a colación del llamamiento apropidado que ha realizado la Archidiócesis Primada de México pidiendo a sus fieles que voten por candidatos que prioricen «la vida, la familia y la libertad religiosa» en las próximas elecciones federales y locales del 6 de junio.

Esta es la noticia al respecto, recogida por Gaudium Press:

El semanario “Desde la Fe”, perteneciente a la Arquidiócesis de la Ciudad de México, tiene en su última edición un editorial que trata sobre las próximas elecciones en el país, que serán realizadas el 6 de junio.

Sin duda, un tema que es de gran interés para los católicos mexicanos.

Qué candidato votar en las próximas elecciones

Desde la Fe recuerda que las campañas electorales han comenzado y que el número de funcionarios por elegir es abrumador.

A la luz de esto, el semanario arquidiocesano recuerda que los católicos deben evitar caer en la confusión y recuerda los principios relacionados con la ocasión:

“El votante católico tiene muchos temas que debe promover y proteger:

los puntos de Vida, Familia y Libertad Religiosa son fundamentales para tomar una decisión” a la hora de votar.

Conocer las ideas y prioridades para saber por quién votar

La Arquidiócesis Primada de México dice que esta es la primera indagación que se debe realizar antes de tomar una decisión en favor de alguien.

Si un candidato se niega a plantear estas cuestiones o a pronunciarse sobre ellas, plantea una duda razonable, pues se puede pensar que esa persona no tomará una decisión al respecto durante el ejercicio de sus funciones, caso sea elegido, orienta la Arquidiócesis, según informa “Desde la Fe”.

No es posible mantener una posición neutral sobre el respeto a la vida, la familia y la libertad religiosa

Estas pautas arquidiocesanas se complementan con un comentario:

“En estos tiempos no es posible mantener una posición neutral sobre el respeto a la Vida, la Familia y la Libertad Religiosa.

Debemos apoyar a quienes claramente se posicionan en defensa de la vida de cada ser humano, a quienes ven en la Familia una solución a los problemas sociales y a quienes defienden la Libertad Religiosa”.

Estos puntos no agotan todo lo que el católico debe informarse para saber votar según la Iglesia, dice “Desde la Fe”, pero están entre los más importantes para saber más de lo que dicen las propagandas. (JSG)

ACTUALIDAD CATÓLICA