Las Fascinantes Profecías de Santa Hildegarda de Bingen sobre la Crisis actual en el Mundo y en la Iglesia

 

Profecías sobra la época final en que se manifestará el anticristo.

Santa Hildegarda de Bingen, una abadesa que vivió en el siglo XII, quien fue nombrada como Doctora de la Iglesia en 2012 por Benedicto XVI, fue una gran mística. Una de sus obras nos habla de nuestro tiempo, de la época de la gran persecución de la Iglesia y la venida del anticristo. 

Reid J. Turner, un teólogo e historiador, aporta su experiencia para interpretar las visiones proféticas del futuro experimentadas por Santa Hildegarda de Bingen en su libro Los Cinco Bestias de Santa Hildegarda – Símbolos Proféticos de la Sociedad Moderna, que queremos comentar en este artículo.

Para saber más sobre Santa Hildegarda de Bingenleer aquí.

LAS CINCO ÉPOCAS MODERNAS

 

En su primer libro ella delineó imágenes e impresiones de lo que vio reflejado en “La Sombra de la Luz Viviente”.

 

Relicario con las Reliquias de Santa Hildegarda de Bingen

Una de las visiones más inusuales de este tipo fueron cinco animales o bestias, que representa cinco períodos históricos distintos, “épocas feroces de gobierno temporal”, y su efecto en la Iglesia Católica.

 

Turner ha examinado el contenido de este conjunto de imágenes a la luz de la historia de la Iglesia y del mundo, y ha identificado las cinco eras que representan las cinco bestias.

Los cinco animales se asemejan a un perro de fuego, un león amarillo, un caballo blanquecino, un cerdo negro, y un lobo gris. 

Las épocas que representan son definidas cada una por cinco deseos carnales pecaminosos que caracterizan su época.

De la boca de cada animal surge una cuerda oscura que se extiende a cada uno de los cinco picos de las montañasLos picos significan los deseos carnales, y las cuerdas que llegan a ellos significan que el poder de estos deseos durará cada período que cada bestia representa.

 

LAS CINCO BESTIAS

 

El Perro de Fuego

Turner sostiene que el perro de fuego se refiere al tiempo desde 1870 hasta el comienzo de la Primera Guerra Mundial, y que el pecado predominante en esta época, que vio 30 monarcas reinantes y el aumento de la industrialización y el socialismo, es la falta de justicia.

La Iglesia durante este tiempo fue despojada de los Estados Pontificios, y el Papa León XIII publicó Rerum Novarum para abordar los problemas de injusticia social y económica.

 

El León Amarillo

El león amarillo del segundo período representa la era de las guerras, 1914-1945, caracterizado por el pecado del relativismo moral, y el desprecio por la “justicia de Dios”.

Durante este tiempo, el Tratado de Letrán firmado por el dictador Mussolini estableció la ciudad-estado del Vaticano. 

 

El Caballo Blanquecino

La tercera era, simbolizada por un caballo blanquecino, se extiende desde 1945 hasta el final de la guerra fría en 1991, y está identificada por el libertinaje y la falta de virtud. 

En esta era los “reinos” pierden su “fuerza”, se debilitan y palidecen, y “corazones se romperán”. Aunque el autor no menciona esto, podría este símbolo de la de-construcción por parte del Vaticano II de la Iglesia tradicional, y las divisiones causada por la encíclica sobre control de la natalidad, la Humanae Vitae.

 

El Cerdo Negro

La cuarta era (el cerdo negro) es nuestra época actual de acuerdo con Turner, y posiblemente haya trascurrido más de la mitad. Esta época trae los frutos del libertinaje, que son la impureza y la fornicación.

Esta es la descripción de Santa Hildegarda de la cuarta bestia:

“…es como un cerdo negro, esta época tendrá líderes que se ennegrecen en la miseria y se revuelcan en el lodo de la impureza. Ellos infringen la ley divina, por la fornicación y otros males, y divergen sobre la santidad de los mandamientos de Dios“.

El comienzo de esta época vio dos encíclicas de Juan Pablo II, Veritatis Splendor y Evangelium Vitae, que tuvieron como objetivo el relativismo moral y ético, y la legislación que devalúa la vida humana. 

Él defendió la enseñanza de la Iglesia sobre la importancia de la familia con su Carta a las Familias.

En una homilía pronunciada en 2010 el cardenal Raymond Burke advirtió sobre una “sociedad que pretende tomar el lugar de Dios haciendo sus propias leyes y dando sus sentencias.”

 

Turner atribuye a que la sociedad se revuelca en el “barro de impureza” en cuestiones morales, al lavado de cerebro sobre las metas y las presiones derivadas de la corrección política, y el desarrollo de la ingeniería social. Los que no están de acuerdo con este programa son estigmatizados como racistas, sexistas, y así sucesivamente.

 

Irónicamente, parece que algunos en la propia Iglesia desean “infringir la ley divina” a partir de la actual controversia en el “Sínodo de la Familia”, en el que altos prelados y líderes de la iglesia han expresado su voluntad de cambiar la enseñanza moral dogmática de la Iglesia sobre la recepción de la Sagrada Comunión, que se basa en la ley divina de la Escritura misma. Ellos están presionando, en el nombre de la misericordia, para abrir la Comunión a los matrimonios irregulares y posiblemente adúlteros, y a otros tipos de “asociaciones”, como las parejas homosexuales. Sin duda, parece como un “complot divergir sobre la santidad de los mandamientos de Dios”.

 

El Lobo Gris

 

La quinta y última bestia, el astuto lobo gris, será un tiempo de conflictos y saqueo, de agitación económica y de lucha de clases, y muestra a muchos como el tiempo del anticristo se acerca. 

 

Esta era será introducida por un descenso significativo de la posición dominante de Estados Unidos en el mundo.

Los ingenieros sociales pueden recurrir a la violencia para aplastar a la oposición a su agenda.

Curiosamente, en este período la cuerda de la boca del lobo no es completamente negra, sino que es a la vez oscura y blanco, lo que significa que muchos en esta época estarán “blancos con la justicia”. ¿Podría esta cuerda blanca y negra simbolizar un cisma formal en la Iglesia sobre el tema del divorcio y el nuevo matrimonio?

SIGNOS DE QUE LA CUARTA ERA ESTA POR TERMINAR

 

Las cinco bestias simbólicas en la visión de Santa Hildegarda representan edades históricas únicas que se producen en una secuencia específica. También representan un mal particular evidente en el contexto social de cada período. Esta aflicción del mal está diseñada por satanás y por la intención de dañar progresivamente a la Iglesia en preparación de la venida del anticristo.

Las tres primeras épocas ya han pasado y actualmente estamos en la segunda mitad de la cuarta era, la del Cerdo Negro. 

 

Santa Hildegarda escribiendo por inspiracion divina

Cuatro signos se manifiestan claramente según Turner, de que la época actual está por terminar y la era final, la del el lobo gris, está emergiendo:

 

1. Un Cambio en la Composición Geopolítica del Mundo

Los cinco períodos representan ante todo épocas históricas distintas. Dividiendo el siglo XX en épocas separadas es muy fácil para los historiadores comprender que los años 1914, 1945 y 1991 fueron las divisiones naturales en base a un cambio en el mapa de Europa, así como en su estructura de poder.

Europa Occidental desde 1945 ha sido protegida por América a través de la alianza de la OTAN y la presencia de bases estadounidenses. Desde 1991 y la caída del imperio soviético, EE.UU. ha sido la única potencia hegemónica en la región. Norteamérica pronto perderá ese privilegio; la escritura está en la pared. Esto se puede ver en El fin de la hegemonía estadounidense.

 

2. La Agitación Política en Europa Occidental

En la descripción de Hildegarda de la era ella se refiere a las revoluciones, pero no las describe en detalle. Ella no hace mención aquí de las guerras entre países, pero tal vez alude a ellas en un capítulo posterior en Scivias. Algunos europeos se puede esperar que giren violentamente contra sus gobiernos como comience la era del lobo gris.

 

3. Levantamientos Violentos Contra los Ricos y Poderosos

Esto está, probablemente, conectada a la señal anterior. Hildegarda explica que el motivo aquí es económico, no político; la lucha de clases estallará en muchas ciudades. 

Ella dice que la razón, y el mal particular de esta época, es la codicia. La gente va a ir contra los ricos y poderosos. Esto será evidente desde el comienzo de la era a su fin (ver El Simbolismo de las cuerdas).

 

4. La Persecución de los Cristianos

Esto puede o no puede ocurrir en el comienzo de la era; Hildegarda no lo dice. Pero ella describe claramente un tiempo de persecución cristiana que es distinta de la persecución de más tarde por el anticristo.

La rápida radicalización de los musulmanes en Europa, junto con su creciente población debe ser una advertencia de que la persecución puede venir.

 

 

Fuentes:

https://www.forosdelavirgen.org/