Los demonios andan sueltos

Llama la atención algunos textos proféticos en que se pone de manifiesto el poder a ejercer por el Malo y sus secuaces, es decir, por Satanás y los demonios. Que serán sueltos «progresivamente»… Y durante siete años y especial y sobre todo durante tres años y medio el Anticristo, las Bestias, los demonios… perseguirán a sangre y fuego a los cristianos.

«Luego me fue dada una caña de medir parecida a una vara, diciéndome: `Levántate y mide el Santuario de Dios y el altar, y a los que adoran en él. El patio exterior del Santuario, déjalo aparte, no lo midas, porque ha sido entregado a los gentiles, que pisotearán la Ciudad Santa 42 meses. Pero haré que mis dos testigos profeticen durante 1260 días, cubiertos de sayal´» (Ap 11,1-3).

«Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto Viviente que decía: «Ven». Miré entonces y había un caballo verdoso; el que lo montaba se llamaba Muerte, y el Hades le seguía. Se les dio poder sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con la espada, con el hambre, con la peste y con las fieras de la tierra.»  (Ap 6,7-8).

Y profecía de santos:

 “He sabido que Lucifer debe ser desencadenado por algún tiempo, cincuenta o sesenta años antes del año 2000 de Cristo, si no me equivoco. Algunos demonios deben quedar sueltos antes para castigar y tentar al mundo. Algunos han sido desencadenados en nuestros días, otros lo serán pronto.” (Beata Ana Catalina Emmerick) .

«Vi que de entre los demonios encadenados por Cristo, cuando su descenso a los infiernos, algunos estaban sueltos, desde no hace mucho y habían suscitado esta secta. Vi que otros serán soltados de dos generaciones en dos generaciones.» (Beata Ana Catalina Emmerick) (Revelado en 19 octubre 1823. En 1717 se creó la masonería iluminati?).

«A partir de 1972 se iniciará el tiempo de Satanás, los cardenales se opondrán a los cardenales y los obispos contra los obispos.» (Estigmatizada Teresa Musco, revelado por la Virgen)

«Cuarenta años antes del año 2000, el demonio será dejado suelto por un tiempo para tentar a los hombres. Cuando todo parecerá perdido, Dios mismo, de improviso, pondrá fin a toda maldad. La señal de estos eventos será: cuando los sacerdotes habrán dejado el hábito santo y se vestirán como gente común, las mujeres como hombres y los hombres como mujeres.» (Santa Brigida).

«Se dice que veinte siglos después de la encarnación de la palabra, la bestia en su giro se volverá hombre. Aproximadamente el año 2000. El anticristo se revelará al mundo.» (Hermano Juan de Clef Rock)

«Los hombre se someterán al espíritu de la edad. Ellos dirán que si hubieran vivido en nuestros días, la fe hubiera sido simple y fácil. Pero en sus tiempos, ellos dirán, que las cosas son complejas, y que la Iglesia debe ser actualizada de acuerdo a los tiempos y sus problemática. Cuando el mundo y la Iglesia sean uno, entonces esos días habrán llegado» (San Antonio Abad)

«La falsedad caracterizará ese tipo de hombres que se basaran en juicios para emitir sentencias de acuerdo a las leyes: entre el padre y su hijo, las litigaciones subsistirán. Los clérigos de la Santa Iglesia serán adictos a la oración y la injusticia. Las mujeres abandonaran sus sentimientos de delicadez , y habitaran con hombres fuera del matrimonio» (San Senanus)

«Después del 1900, hacia mediados del siglo XX, las personas de ese tiempo se volverán irreconocibles. Cuando el tiempo del advenimiento del Anticristo se acerca, las mentes de las personas crecerán en confusión por las pasiones carnales, y el deshonor y la injusticia se volverán más fuertes.»  (San Nilo)

«Está aún lejos lo que voy a deciros: Vendrá un tiempo en que las mujeres vistan como hombres y los hombres como mujeres, y para entonces vendrá una relajación de costumbres y grandes catástrofes ...» (San Vicente Ferrer,  1350-1419).

Estamos desatando a los demonios con nuestra conducta, dándoles riendas sueltas, colaborando en su pro, haciendo que lo profetizado tenga lugar. Se nos ha otorgado poder sobre ellos… Pero este es, según parece, el tiempo llegado; donde el ser humano, despreciando este otorgamiento divino, posibilita la acción de los demonios y su capacidad de hacernos daño y propagar el mal…

Se va viendo venir y se verá, no tardando.

Miguel Morales