La responsabilidad de quien apoya esto

Responsables de que quien manda peque son aquellos que con sus declaraciones, votos y silencios le han aupado al poder. Así de claro.

Las actitudes, las decisiones y los comportamientos traen consecuencias, que implican responsabilidades morales.

Previo y entorno a las elecciones de EE.UU. de noviembre de 2020, hubo mucho de todo esto por parte de personas cristianas, católicas, bienintencionadas -se supone-, que dieron de alguna manera respaldo al candidato demócrata Biden en detrimento de Trump. Y este es el resultado:

Según la noticia de C-Fam/InfoCatólica (que pueden leer aquí), la Administración de Biden convierte a Estados Unidos en una maquinaria abortista y pro-LGTBI en todo el mundo. El Secretario de Estado de EE.UU., Anthony Blinken, está desmontando de arriba abajo toda la política provida en materia de política exterior de la administración Trump.

La Administración de Biden pretende elevar a la categoría de derechos humanos las políticas sociales controvertidas, como el aborto, las cuestiones LGBT y la autonomía sexual de los niños. Lo cual es trasladado a la ONU para que tenga una alcance global.

 

Hay quienes levantaban la voz por el problema fronterizo del muro -por cierto, aún sin resolver-, y ahora con estas cuestiones tan sangrantes como estas (la vida, la familia, la moral, la libertad…), que chocan plenamente contra la Doctrina de la Iglesia, callan.

Los cristianos-católicos -sean consagrados o laicos- estamos llamados a responder ante la conciencia -voz de Dios- que nos impela a seguir la Doctrina (moral). En cuestiones como estas tan gravísimas no habría que andarse con posturas equívocas, ambiguas, equidistantes o tibias, no.

Esta postura de la actual Administración estadounidense que es a todas luces anticristiana tiene su correspondencia con la de las Naciones Unidas, que aprovecha  -rastreramente- los acuerdos sobre materias alimentaria y de ayuda al desarrollo de paises pobres para imponer su agenda innoble de los “derechos” de aborto y LGBTI+. 

 ACTUALIDAD CATÓLICA