En manos de la Providencia: Tus manos

 

Dios se sirve de causas segundas para sus acciones. Dios místicamente comunica a sus fieles a obrar por Él su voluntad. Dios ejerce la Providencia a través de personas como tú.

En estos días de tantas necesidades -muchas ocultas-, los que nos decimos cristianos no podemos de dejar de pensar en los demás, como lo hace nuestro Señor, al que queremos asemejarnos. Por ello, sería bueno que cada cual piense qué puede hacer en este tiempo complicado de la epidemía. (Pueden leer al respecto el artículo: “Un cristiano es alguien que hace algo por los demás ).

Dios, como decimos, a veces solo dispone de nuestras manos para llevar a cabo su labor de Providente. Por eso nos debemos de prestar a ser instrumentos de amor en sus manos. Un caso concreto, del que tenemos conocimiento de quien ya lo ha hecho, es este: llamar a un convento, preguntar por sus necesidades y ayudar en la medida que se pueda. Pueden pedirle el número de cuenta y hacer un transferencia,

Les invitamos a leer el artículo de Religión en Libertad, titulado “Monjas entregadas pero sin comida ni ayudas por el coronavirus: llamamiento urgente de los conventos“, donde puede encontrar mayor información para como paliar providentemente las estrecheces de nuestros queridos monasterios y conventos.

Iesu Communio, nuevo instituto religioso con más de 200 religiosas y en su gran mayoría jóvenes. Con dos casas, una en La Aguilera y otra en Godella, han visto reducir sus ingresos a cero al tener que cerrar el obrador con el que elaboraban los dulces y suspender las visitas de grupos al convento, momento en el que vendían y recibían ayudas. Quien desee ayudarlas pueden realizar donativo a través de internet: https://www.xn--pequeareposteria-bub.es/p809422-donativos.html.

 

ACTUALIDAD CATÓLICA