El Papa en su sitio

El Santo Padre Francisco ha puesto las cosas en sus sitio… con arreglo a las desviaciones que tanto se habían aventado por un lado u otro, en pro o en contra, respecto al Sínodo de la Amazonía.

Se había levantado mucho alboroto por los progresistas (infiltrados o influenciados…) que tiraban de una manga del Papa hacia posiciones que el laicismo más rabioso o masón y en definitiva enemigo de la Iglesia pretendía arrastrar a Francisco, para crear confusión y desfigurar el mensaje de la doctrina cristianocatólica y debilitar lo máximo posible al Cuerpo de Cristo. Los medios de comunicación que están en esta cuerda -y que son en verdad y en su mayoría recalcitrantemente ateos- han aplaudido a Francisco, como locos, hasta que éste, con firme, ha mantenido el timón de la Barca de Pedro en la dirección marcada por la Tradición. Ya tiempo atrás, desoyendo esos aplausos, el Papa manifestó su postura sobre la ideología de género, afirmando en todo la doctrina básica de Adán y Eva; al igual que en cuanto a algunas de la maneras de atajar la pederastia: filtrando en los seminarios el acceso al sacerdocio a los candidato homosexuales; también, no hace mucho, ya el papa Francisco también vino a afirmar que el no modificaría ciertas cuestiones de peso, que han existido de siempre en la Tradición de la Iglesia, diciendo más menos expresamente: “No me voy a presentar ante el Señor, cuando muera, con esa decisión tan arriesgada en mi equipaje”. Y ahora, por fin, se ha manifestado a través de la Exhortación Apostólica Postsinodal “Querida Amazonia”, dejando las cosas en sus sitio: ni hay diaconisas, ni ordenación sacerdotal de casados, etc.

Esto vale para los obispos alemanes, tan enfangados en un preocupante aggiornamento  al Zeitgeist, al espíritu del tiempo. A esto y a cuantos intentan nombrar mujeres clérigos, o casar a homosexuales, o ningunear la Eucaristía, etc., les aconsejamos que dejen por su cuenta y a título personal, sin arrastrar a fieles de buena fe, que abandonen al Iglesia y se hagan protestantes. (Por cierto, en este sentido, el progresismo de algunas iglesias protestantes les ha conducido al fracaso más absoluto. ¡Cuando veas las barbas de tu vecino cortar, por las tuyas a remojar!)

Ahora bien, que esta actitud de firmeza en afirmar la doctrina católica por parte de su Santidad, no quiere decir que esté sin más del lado de los conservadores. Hay cosas que cambiar en la Iglesia..

 

 Recemos por el Papa y sigamos fieles a él.

 

Para ver la EXHORTACIÓN APOSTÓLICA POSTSINODAL “QUERIDA AMAZONIA” aquí

 

 

ACTUALIDAD CATÓLICA