El cardenal Sarah

El cardenal Sarah nació en el 15 de junio de 1945 en Ourous, entonces parte de la Guinea Francesa, en la actualidad Guinea Conakry. Tras cumplir los 75 años, el prefecto para la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, el encargado de velar por la liturgia en el seno a  de la Iglesia, ha presentado su renuncia, que ha sido aceptada por el papa Francisco.

Esperemos que este hecho no nos prive de su palabra, ya que con el cardenal Müller, para nuestro parecer, forman las dos figuras que con mayor acierto y autoridad realizan declaraciones en pro de una fidelidad a la doctrina y a que la Iglesia se mantenga firme en medio de un mundo secularizado y hasta anticristiano que trata de desvirtuar la esencia del cristianismo diluyéndolo en la temporalidad mundana.

Sarah es el representante de esa África negra pujante de vocaciones, que en un futuro no muy lejano acabarán cristianizando Europa (dicho de paso, conocemos a un sacerdote joven, centroafricano, que lleva la pastoral de varios pueblecitos de la provincia española de Segovia), y que incluso algunas de esas muchas vocaciones acabe ocupando la cátedra de Pedro.         

Les invitamos a leer algunos de los artículos publicados en Actualidad Católica referente al card. Sarah, para que vean la dimensión de su pensamiento teológico y su gran espiritual:

ACTUALIDAD CATÓLICA