Jesús ante Pilato

El encuentro de Jesús con Pilato es un acontecimiento cargado de contenido y lleno de matices y enseñanzas.

Desde el tema de la justicia, ante la que Pilato se lavó las manos, pues tenía la convicción de que se estaba condenado a alguien sin culpa: el Justo fue ajusticiado. O el tema de la verdad, de siempre controvertido, pero no porque no exista, que sí, sino porque la verdad impone y se impone con consecuencias; así, pues, es mejor cuestionarla, como hizo Pilato: ¿Qué es la verdad?” (Jn 18,37b-38a). A Pilatos, por lo que se ve, no le interesa la verdad; cuestiona la propia naturaleza de la verdad; pero en el fondo, como hizo con la justicia, para evadirse de sus responsabilidad y lavarse aquí también las manos: la Verdad no fue reconocida. 

Ante la figura de Jesús, da la impresión de que Pilato sentía cierta “simpatia“, trató da evitarle la muerte, dándole el castigo de la flagelación o intercambiarlo por Barrabas. Además de “ese afecto”, estaban las palabras inquietantes de su mujer Claudia Prócula piándole que no le condenara porque había tenido sueños revelatorios sobre la dignidad de Jesús.

Algo verdaderamente significativo, tremendo y patético es la presencia de Jesús ante Pilato tras la flagelación: Jesús, chorreando sangre por la flagelación , con la cara hinchada por los golpes y con la corona de espinas sobre la cabeza, es llevado, ante Pilato. Esta escena en el pretorio es memorable. Uno puede imaginarse en cuadro: un hombre destrozado, “desfigurado no parecía hombre(Is 52,13), que apenas si puede mantenerse en pie, y al que Pilato le hace sentar en su sillón. Y allí, sentado el aquel trono, con una corona de espinas sobre su cabeza, con la caña con que le habían golpeado, colocada entre sus manos, haciendo de cetro, y con la capa color púrpura, de realeza…, se manifiesta simbólicamente, sin pretenderlo, la viva estampa de un rey, el Rey. En la conversión con Pilato este le pregunta: “Dijo entonces Pilato: `¿Luego tu eres rey?´ Respondió Jesús: `Tu dices que yo soy rey’(Jn 18,37).

ACTUALIDAD CATÓLICA