Los siete sellos del Apocalipsis

Pixabay

Los siete sellos del libro del Apocalipsis representan el desarrollo histórico desde la resurrección victoriosa de Jesucristo hasta el fin de los tiempos.

Jesús, el Cordero, el Señor de la Historia, es el único con poder para romper los sellos del libro cerrado (6,1) que contiene el itinerario de la historia del pueblo. Conducida por Jesús, la historia comienza a avanzar, sello tras sello, etapa tras etapa, del año 33 en adelante.

Cuatro sellos son abiertos (6, 1.3.5.7), cuatro etapas acaecen. Cuatro caballos cabalgan la historia -—sucediéndose y volviendo a suceder— hasta el fin de los tiempos (que no es el fnal del todo de la historia humana),  El cuarto sello es un caballo que reúne en sí las actuaciones de los otros tres anteriores; es decir, en este periodo se reactivan o acentúan los anteriores caballos… Es como si lo anterior se concentrara en maldad en un último periodo muy próximo o ya presente al actual. Y que coincidiría su mayor manifestación —o virulencia— en los 7 años de la tribulación, incluidos los 3,5 años de gran tribulación.

En el quinto sello Cristo pide a los justos sacrificados, que a su vez le están pidiendo que intervenga, que tengan paciencia hasta completar el número de los mártires, que se producirán durante la gran tribulación, es decir, durante los 1290 días o 42 meses.

El sexto sello se abre  casi al final de la gran tribulación, tras el asesinato de los dos olivos, 1260. Este sello sería la intervención divina,  previa o en los umbrales del día de la ira o los tres días de tiniebla, que sería el séptimo sello, conteniendo las trompetas y las copas.

El séptimo sello, que se abre 30 días después del sexto, da lugar a los tres días de oscuridad, y da paso a las trompetas y copas (la intervención divina definitiva; ya iniciada en el sexto sello, a raíz de la muerte de los dos olivos, pero que ahora manifiesta todo su poder, de forma extrema y definitiva, según se plasma en los septenarios de las copas y las trompetas). Castigo o días de tinieblas, el Gran Día de la cólera, y concluir con la Parusía del Señor.

 

El séptimo sello da paso a las temibles trompetas y copas:

«Cuando el Cordero abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo, como una media hora…« (Ap 8,1).

Tras la sexta trompeta tenemos un intermedio (al igual que lo habíamos encontrado tras el sexto sello). En este intermedio el autor del Apocalipsis nos presenta una serie de visiones que parece deben ser consideradas como la transición del «Apocalipsis del Día de Yahveh» al «Apocalipsis de las Bestias y de su derrota por el Mesías»

En la sexta trompeta y el sexta copa se convocan a las naciones de la tierra sometidas a los espíritus inmundos para dar la batalla de Armagedón.

Y cuando el séptimo Ángel se ponga a tocar la trompeta, se habrá consumado el Misterio = de Dios (Ap 10,7) 

El cap. 11: (v.15: séptima trompeta) serían al final, al final de los 3 días de tinieblas, y  Armagedón.

La séptima trompeta y copa suponen la plaga, como consta en el cap.11,18 la “ira de Dios” contra las naciones que se revelaron. Es la plaga del “juicio”, en el que llegó la hora de “recompensar a los siervos de Dios” y de “destruir a los que destruían la tierra”.

 

El séptimo sello es todas las siete trompetas y las siete copas. Las siete trompetas y copas no siguen al séptimo sello, son el séptimo sello.

  Las siete trompetas no es radicalmente diferente del de las siete copas. El mensaje es fundamentalmente el mismo. O mejor, anuncia las mismas verdades, pero con acentos diferentes cada vez, cambiando la iluminación o el punto de vista. Las visiones repiten constantemente las mismas afirmaciones, pero abren perspectivas propiamente escatológicas.

 

 Los siete sellos del itinerario de la historia abiertos por el Cordero no deben de ser calculados en etapas de meses, años o siglos. Dividiendo toda la historia en siete etapas, Juan quiere enseñar lo siguiente: todo, todos los acontecimientos, todos los pueblos, todas las personas, aun las que se dicen neutrales, aun el emperador con su imperio, queriéndolo o no, todo y todos -afectados e implicados- estamos dentro  de la gran lucha entre el bien y el mal, entre la justicia y la injusticia, entre la libertad y la opresión, entre Dios o Satanás. ¡Velad!

 …oo0oo…

 

7 SELLOS;  EL 7º: 7 TROMPETASLA 7ª: 7 COPAS.

LOS 1,2,3 SELLOS: LOS 3,5 años de persecución;

EL 4º SELLO: Los 3,5 años de gran tribulación;

El 5º SELLO:   Clamor de los mártires.

El 6º SELLO: los 3,5 años de gran tribulación: su desarrollo.

El 7º SELLO: LAS 7 TROMPETAS: De la 1ª a la 6ª: también desarrollo de los 3,5 de gran tribulación.

LA 7ª TROMPETA: LAS 7 COPAS: (Intervención del Cielo) Los 3 días de tinieblas; la copa 7ª será la del Armagedón.

 

ACTUALIDAD CATÓLICA