África. El azote islámico contra el cristianismo. Ayuda.

La inestabilidad política, social… y de supervivencia de los países del África negra es tremenda y crónica. A lo que se ha de añadir el islamismo radical, que en lugares paradigmáticos como Nigeria se ensaña bárbaramente contra los cristianos: secuestros, asesinatos… son una constante. Todo lo cual crea un clima de inseguridad aterrador, y, como dicen los obispos, “los ciudadanos están perdiendo la confianza en el Estado”. Nigeria, que con 200 millones de habitantes es el país más poblado de África y el séptimo más poblado del mundo, “está en peligro de desmoronarse”, advertían en una carta los obispos católicos de la Conferencia Episcopal de Nigeria (CBCN).

En Agencia Fides, pueden ver las últimas noticias sobre la complicada situación de Nigeria:

2021-05-25
Protestas en Abuja contra los secuestros: “Los ciudadanos están perdiendo la confianza en el Estado” dicen los obispos

2021-05-24
Abogados católicos piden “una cumbre para abordar la inseguridad en el país”; sin noticias del sacerdote secuestrado

2021-05-21
Un sacerdote asesinado y otro secuestrado en el norte de Nigeria

2021-05-17

Nuevo grito de alarma de los obispos sobre la grave inseguridad en el país

Nigeria es un claro ejemplo de la inestabilidad que sufren muchos países del continente africano, muchas veces originada por el yihadismo.

En el informe anual de 2021 de la Comisión de Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional, el comisionado Gary Bauer llamó a Nigeria un “campo de exterminio” de cristianos.

“Con demasiada frecuencia, esta violencia se atribuye a meros ‘bandidos’ o se explica como hostilidad entre agricultores y pastores”, dijo Bauer en el informe. “Si bien hay algo de verdad en estas afirmaciones, ignoran la verdad principal: los islamistas radicales están cometiendo violencia inspirados por lo que creen que es un imperativo religioso para ‘limpiar’ Nigeria de sus cristianos. Deben ser detenidos”.

Pero son los países que componen el África subsahariana están sufriendo uno de los mayores procesos de radicalización islámica del mundo. En el 42% de los países de este continente se discrimina o se persigue violentamente a los ciudadanos por razón de su fe. En 23 de los 54 países hay graves violaciones a la libertad religiosa.

Ante el avance yihadista en África subsaharia, Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN)  quiere recaudar 8 millones de euros para apoyar a las iglesias locales, financiar proyectos de reconstrucción de iglesias, así como el sostenimiento de los sacerdotes y religiosas, y sanar heridas. Para ello lanza la  campaña  Me duele África“.

Javier Menéndez Ros, director de ACN de España, ha asegurado que “extremistas islámicos utilizan niños soldados, violan como arma de guerra y decapitan en masa a los varones que no se unen a la yihad. África se ha convertido en el ‘nuevo Oriente Medio’”.

ACTUALIDAD CATÓLICA