¿Por qué se ha retrasado el profetizado Aviso del Cielo a la Humanidad?

Una purificación que se ha aplazado pero llegará.

Desde hace más de un siglo la mayoría de místicos y videntes han profetizado una gran tormenta sobre la humanidad, precedida de un aviso llamando a la conversión; que será pronto. Sin embargo, esto no ha sucedido. ¿Por qué no se han cumplido las fechas reveladas?

Algunos pueden pensar que ni el aviso ni el castigo sucederán; algunos los negarán por su incredulidad a las apariciones y otros lo negarán simplemente por miedo. Pero revelaciones a reputados místicos han señalado que el aviso ha sido pospuesto por las oraciones y sacrificios, para dar más espacio a que trabaje la Misericordia de Dios, pero pronto llegará.

Hay revelaciones especialmente importante para nosotros en este tiempo, como el envío a Santa Faustina Kowalska a predicar la Misericordia.

Estamos en tiempos de misericordia. La Iglesia pronto abrirá el Año de la Misericordia. El mensaje también es para nosotros, para que anunciemos la Misericordia de Dios.  

LA PURIFICACIÓN SE VIENE

La gran mayoría de los místicos de los últimos 150 años han profetizado que ha de venir pronto una purificación sobre la humanidad. La pregunta es, ¿cuándo es exactamente “pronto”? La respuesta sólo Dios la conoce. Pero muchos consideran que el “pronto” es de hecho muy pronto.

También se ha indicado por mensajes que la aviso se ha pospuesto hasta este punto por la misericordia de Jesús, las oraciones de la Santísima Virgen María y las oraciones de todos los buenos, de la gente sincera.

En la aparición de Akita, Japón, aprobada por la Iglesia y que el cardenal Ratzinger había dicho que eran continuación de las apariciones de Fátima, la Santísima Virgen dijo a la Hermana Agnes Sasagawa el 3 de agosto 1973:

El Padre Celestial está preparando un gran castigo sobre toda la humanidad. Con mi hijo he intervenido muchas veces para apaciguar la ira del Padre. Yo he prevenido la venida de calamidades ofreciéndole los sufrimientos del Hijo en la Cruz, Su Preciosa Sangre, y amadas almas que le consuelan formando una cohorte de almas víctimas. La oración, la penitencia y sacrificios valientes pueden suavizar la ira del Padre….”

Por otro lado, vemos que hay una creciente opinión de que la purificación se viene, no solo entre los cristianos, musulmanes y hasta judíos, sino también los agnósticos y ateos se dan cuenta que “esto no da para más” y debe tener un cambio.

Parecería como si en la población de la tierra está creciendo la sensación que estamos en el final de la época actual, que un cambio grande ya viene. ¿Esta sensación surge del análisis o las almas de todo el mundo están siendo iluminadas respecto a lo que está por venir?

Una cosa es segura, si la purificación profetizada llega a pasar en nuestros días presentes, entonces seremos testigos de los sufrimientos más inimaginables, y también de las gracias más inimaginables, que son inconcebibles en este momento de pereza espiritual y devoción tibia.

Será un tiempo para ir de nuevo a las “fuentes” originales: un amor ferviente centrado en Jesús en la Cruz, en la Eucaristía y en la devoción a la Santísima Virgen María.

EL AVISO A TRAVÉS DE LA ILUMINACIÓN DEL ALMA

Desde el inicio de los mensajes marianos dados en La Salette el 19 de septiembre de 1846 y que continúan hasta hoy, Jesús y la Santísima Virgen María han revelado a numerosos videntes y místicos en todo el mundo, unpróximo “Aviso” o “Purificación”, para toda la humanidad.

Durante este profetizado Aviso-Purificación mundial, se dice que a cada persona en la tierra se le iluminará espiritualmente el alma de tal manera que se verá a sí misma como Dios la ve; será una revelación privada, personal entre cada persona y Dios.

Veremos el daño que le hemos causado a nuestras almas y a nuestra relación con Dios debido a los pecados que hemos cometido (probablemente aquellos que no han sido todavía perdonados a través del sacramento de la confesión).

Muchos creen que este aviso será similar al juicio “particular” que cada persona encara inmediatamente después de morir, cuando a cada uno se le muestran todos los acontecimientos y acciones de su vida, al igual que en una biografía detallada (que se muestra como una película), prestando especial atención a nuestro amor por Dios y a cómo hemos tratado a los demás.

EL AVISO SE HA RETRASADO

En la medida que las profecías sobre una Aviso mundial (y posteriormente un Milagro prometido y también un Castigo) han estado ocurriendo durante más de un siglo, algunos se han preguntado con razón, ¿por qué todas estas profecías no han llegado a pasar?.

Por ejemplo en los mensajes de Nuestra Señora del Buen Suceso se menciona que algunos de estos eventos ocurrirán en “el siglo XX”, y del mismo modo, los mensajes marianos al Padre Gobbi, también parecían advertir que estos hechos se producirían en el final del siglo veinte. [Mensaje # 389]

Sin embargo, a pesar que este aviso profético y los eventos subsiguientes aún no han ocurrido, el lector no tiene razón para pensar que no están próximos.

Los mensajes indican que gracias a las oraciones de la Santísima Virgen María y también las oraciones y sacrificios de los fieles, el tiempo del Aviso-Purificación, Milagro y posible Castigo han sido hasta ahora retrasado.

Jesús le dijo a Santa Faustina:

“Yo estoy prolongando el tiempo de la misericordia por el bien de los pecadores. Pero ¡ay de ellos si no reconocen este tiempo de mi visita.”[Diario de Santa Faustina, # 1160]

En los mensajes de la Santísima Madre al P. Gobbi, Ella declaró:

Muchas veces he intervenido para retroceder más y más en el tiempo el comienzo de la gran prueba para la purificación de esta pobre humanidad, ahora poseída y dominada por los Espíritus del Mal” (# 553)

Y de nuevo al P. Gobbi Ella le revela:

“… por lo tanto he tenido éxito de nuevo en posponer el momento del castigo decretado por la Justicia Divina para una humanidad que se ha vuelto peor que en el momento del diluvio (# 576).

EL AVISO ES DE CARÁCTER ESPIRITUAL

En cuanto al “aviso”, lo que se espera que venga será un evento natural y / o sobrenatural (s) a escala mundial, que afectará a la humanidad en su conjunto, similar en escala, por ejemplo, al diluvio que sucedió en la época de Noé.

Y si bien puede ser un evento natural, inicialmente será visto e interpretado por las masas como un evento y un signo que viene directamente de Dios – para que pueda servir al propósito espiritual de la conversión de las personas y provocar el arrepentimiento -, y no sólo un evento saliendo puramente de causas naturales.

Sin embargo, se había predicho que poco después de la gran aviso,científicos, agencias gubernamentales de todo el mundo y líderes políticos de todo el mundo van a tratar de convencer a los pueblos que no fue más que un evento natural muy significativo, derivado de fuentes naturales y circunstancias especiales, pero no sobrenatural.

EL CASTIGO PROFETIZADO ES CONDICIONAL

Hay que recordar también que mientras el Aviso y el Milagro profetizados no son condicionales, o sea que van a suceder sí o sí, el Castigo que puede seguirles es, o al menos puede ser, enormemente disminuido.

Vemos por ejemplo que los mensajes de la Santísima Virgen María en Akitahan hablado de un castigo de forma condicional:

“Como te dije, si los hombres no se arrepienten y mejoran, el Padre infligirá un terrible castigo sobre toda la humanidad“, [tercer mensaje de la Santísima Virgen María en Akita, Japón, 13 de octubre de 1973, aniversario de las visiones finales y milagro de Fátima].

Por lo tanto es importante darse cuenta que el castigo profetizado pueden ser mitigado, retrasado, reducido o incluso evitado a través de las oraciones y el arrepentimiento sincero de aquellos que experimentaron el Aviso y el Milagro, y posteriormente se arrepintieron, oraron e hicieron sacrificios y reparación a Dios durante el tiempo posterior.

POR QUÉ SE HA RETRASADO EL AVISO

El tiempo de ejecución de la aviso parecería que se ha prolongado hasta este punto por la misericordia de Jesús, las oraciones de la Santísima Virgen María y las oraciones de todos los buenos, la gente sincera, y muy especialmente por las almas víctimas, elegidas por Dios, que actualmente viven en el mundo.

Una vez más la Santísima Virgen María dijo a la Hermana Agnes Sasagawa en Akita, Japón el 3 de agosto 1973:

“El Padre Celestial está preparando un gran castigo sobre toda la humanidad. Con mi hijo he intervenido muchas veces para apaciguar la ira del Padre. Yo he prevenido la venida de calamidades ofreciéndole los sufrimientos del Hijo en la Cruz, Su Preciosa Sangre, y amadas almas que le consuelan formando una cohorte de almas víctimas. La oración, la penitencia y sacrificios valientes pueden suavizar la ira del Padre….”

Así podemos ver que los castigos / purificaciones pueden ser mitigados mediante la oración.

En otras palabras, gran parte de lo que ocurrirá depende de nosotros, como la Santísima Virgen María indica a través del P. Stefano Gobbi (1930-2011):

Estos males se pueden evitar por ustedes; los peligros pueden ser evadidos. El plan de la justicia de Dios siempre se puede cambiar por la fuerza de su amor misericordioso. Además, cuando predigo castigos para ustedes, recuerda que todo, en cualquier momento, puede ser cambiado por el poder de su oración, reparación y penitencia. [21 de enero 1984]

LA BIBLIA RELATA CASOS DE SUSPENSIÓN

Debemos recordar en las Sagradas Escrituras cuando Jonás fue enviado a Nínive a predicar una aviso y un mensaje de arrepentimiento a la gente muy pecaminosas de aquella ciudad; con audacia predicó

“En Cuarenta días y la gran ciudad de Nínive será destruida”.

Para su gran de crédito, los ninivitas ayunaron y se arrepintieron de sus pecados y

“Cuando vio Dios lo que hicieron, que se convirtieron de su mal camino, Dios se arrepintió del mal que había dicho que iba a hacer a ellos y no lo llevó a cabo” [Jonás 3,1-10]

Por el contrario, Abraham había pedido a Dios sobre Sodoma y Gomorra en oración ferviente, que eliminara el castigo si diez buenas personas se pudieran encontrar en la ciudad.

Dios respondió con la promesa de

“Por el bien de los diez justos no la destruiré”.

No fueron encontrados, y Dios entonces destruyó las dos ciudades que estaban completamente llenas de personas malvadas, después de haber permitido el desplazamiento de Lot y su familia fuera de la ciudad[Génesis 18,16-33].

La lección de la Escritura es que la ira de Dios se puede disminuir o incluso mitigar por un llamamiento a su infinita misericordia a través de un sincero arrepentimiento y la oración.

ES HORA QUE PREDIQUEMOS EL ARREPENTIMIENTO

Deberíamos arrepentirnos de nuestros pecados, reparar, y orar; esforzamos para que el Señor se complazca en vernos sobre la tierra en este momento.

A Santa Faustina Kowalska Jesús dijo:

“En el Antiguo Pacto envié profetas con truenos a mi pueblo hoy te envío con Mi misericordia a la gente de todo el mundo, porque yo no quiero castigar a la humanidad doliente, sino que deseo sanarla, abrazarla. Mi Corazón Misericordioso utiliza el castigo cuando ellos mismos me obligan a hacerlo. Mi mano es reacia a tomar la espada de la justicia. Antes del día de la Justicia estoy enviando el Día de la Misericordia” [Diario de Santa Faustina, # 1588]

También la Santísima Virgen dijo al Padre Gobbi:

He sido capaz de contener el castigo debido a las oraciones y sufrimientos de muchos de mis hijos“, (La Santísima Madre al Padre Stefano Gobbi, 31 de Diciembre de 1977, nº 142)

Los tiempos se acortan, porque soy la Madre de la Misericordia, cada día me ofrezco en el trono de la Justicia Divina, mi oración está unida a la de los hijos que están respondiendo a mí con un “sí”, y se consagran a mi Corazón Inmaculado“. (La Santísima Virgen al Padre Gobbi, septiembre 29, 1995, # 553)

Debemos recordar que Dios hace todo por amor, porque “Dios es amor”, [1 Juan 4: 8]. Lo que va a suceder en el futuro, podemos estar seguros que Dios lo hará para el bien de la humanidad y por la salvación de nuestras almas.

¡Señor Jesús crucificado, ten misericordia de nosotros!

Fuentes:

 

https://www.forosdelavirgen.org/