Consejos de las Carmelitas para orar eficazmente

La oración carmelita está volviendo a ponerse de moda en el nuevo catolicismo, en la medida que las prácticas de la meditación y la contemplación están reemergiendo, emergiendo unido a la tradición dominicana del rezo del Santo Rosario.

Tratemos de rezar el rosario permanentemente agregándole la contemplación carmelita para profundizar en nuestra espiritualidad.

 

EL MÉTODO DE SANTA TERESA QUE USAN LAS CARMELITAS

Nuestro Señor enseñó a Santa Teresa de Jesús, o de Ávila, un método simple de oración.

A menudo se llama la oración mental.

“No sabía la satisfacción y la comodidad que iba a conseguir con la oración”, confiesa la Santa, “hasta que el Señor me enseñó este método. Le ruego probarlo”. 

El método es el siguiente: sabemos que Dios está en todas partes, pero que habita en el corazón humano de una manera especial.
Cierra los ojos, entonces míralo presente allí dentro de ti. Esta mirada es ya una oración.

 

Esta simple mirada da gloria a Dios. 

Todo el problema, nos enseña Santa Teresa, viene de no captar el hecho de que Él está dentro de nosotros:

“¿Cómo es, Señor, que no nos fijamos en tu rostro cuando está tan cerca de nosotros?”

Míralo a Él; hazle compañía; habla con él. 

No seas tonto, habla con Él como con un padre, un hermano, a veces de una manera a veces en otra”.

Esta manera de orar trae consigo mil bendiciones.

“En poco tiempo”, dice Teresa, “verás cómo ganas

Habrá una gradual obtención de dominio sobre uno mismo. 

El alma será más fuerte para la pelea”.

Vas a tener una buena base para que, si el Señor desea plantearte para lograr grandes cosas, Él te encontrará listo porque estarás cerca de Él”.

Recuerda suavemente a tu mente cuando se distrae, recoge tu espíritu disperso.
Vuelve tu ojo interno una vez más hacia Él, persevera con un corazón invencible”.

 Durante el día tranquilamente prepárate para los tiempos de oración: en medio de trabajo recuerda, aunque sólo sea por un momento, a tu compañero divino; ve sobre tus tareas de una manera tranquila”.

 

EL MÉTODO CONTEMPLATIVO DE SAN JUAN DE LA CRUZ

 El método de Santa Teresa de Ávila es similar a las enseñanzas de otro carmelita ilustre.

El método de la oración mental enseñado por San Juan de la Cruz. Consistía en tres pasos:

1) la representación de algunos misterios; 

2) los meditaba; 

3) y experimentaba el fruto del proceso en una quietud atenta y amorosa hacia Dios, una tranquila, pacífica, amorosa y calma fe, en una simple atención a Dios. 

El método era contemplativo, ya que llevaba a pasar momentos de contemplación.
Pero estos momentos se hacen más y más largos, y pronto dominan la oración.

 

10 CONSEJOS DEL CARMELO

Aquí hay 10 consejos recopilados en los conventos carmelitas sobre cómo oran.

1 – Tener una línea de la liturgia del día y repetirla durante el día – una nueva línea todos los días.
El salmo responsorial y el tema del Evangelio son buenos para su uso.

2 – Dejar un pensamiento espiritual de un himno o un libro o de la Misa, como música de fondo en tu mente durante el día.

3 – Toma una tarjeta (o imagen) de Cristo y ponla donde la puedas ver y piensa sobre él.

4 – Haz una comunión espiritual cada hora.

5 – Fija tu mirada el interior hacia Él en medio de sus ocupaciones.

6 – Encuentra un “momento de gatillo”, como poner las llaves sobre la mesa, apagar el ordenador, o preparar la ropa para el día siguiente.
Que pueda servir como un recordatorio para hacer una oración corta.

7 En lugar de tomar un café, toma un descanso breve de oración.
En la media mañana o a media tarde, levántate y muévete en un espacio diferente y piensa en Dios.

8 – Piensa en Dios, cada vez que mires el reloj por ejemplo.

9 – Canta himnos en tu corazón durante el día.

10 – Haz aspiraciones espirituales durante el día.

 

Fuente y texto completo: http://forosdelavirgen.org/72882/las-carmelitas-nos-dicen-como-debemos-orar-para-tener-mejores-frutos/