¿Quién es el responsable de todo esto…?

Se suelde decir que la victoria tiene muchos padres y la derrota es huérfana. Pero y esta situación preocupante, alarmante, porque así lo muestras esto…, la progresiva deshumanización. Unos datos indiscutible; hechos que están ahí y que ningún necio puede alterar tratando de reinterpretar, pues después de su vano intento, los datos, como contumaces acontecimientos plasmados ya en tiempo que no ha de volver permanecerán esculpidos en las páginas de la historia.

Estos son los hechos y datos (testimonio de que la maldad y la criminalidad humana va en aumento), que reclaman responsables:

    • En Europa Occidental, por término medio, la criminalidad se ha multiplicado por 4 en las últimas cuatro décadas.
    • El suicidio es la primera causa de muerte de jóvenes entre 18 y 24 años en el conjunto de los países occidentales.
    • En el último lustro se han incrementado un 60 % el número de menores con medidas judiciales por violencia en el entorno familiar.
    • La desconfianza hacia el matrimonio y la familia ha crecido; de tal como que el número de rupturas de parejas y hogares se aproxima al número de enlaces.
    • Holocausto diario de seres humanos abortados en el vientre de su madre, en continuo aumento y globalizándolo a todas las regiones del planeta, especialmente a los países más pobres.
    • El acceso a la pornografía en los niños tiene se produce ya con 8 años, y la misma se ha convertido en una patología adictiva en los adultos.
    • La corrupción de pequeña magnitud (piratear por internet, por ejemplo) como de mediana (defraudar a Hacienda, sorteando el IVA) y de gran (robos, asaltos a casa, atracos, explotaciones, etc., etc.), van de forma imparable en aumento.
    • Aumento del negocio de las drogas. Usando incluso embarcaciones sumergibles para traficar toneladas de cocaína. Y del consumo: el cannabis es una de las industrias de crecimiento más rápido. La Situación de los mercados legales de marihuana. La cifra del mercado de marihuana en EE.UU. aumentará el próximo año en un 64% (hasta 2.340 millones dólares).
    • Aumento del alcoholismo, la ludopatía y patologías psiquiátricas. En Occidente, uno de cada cinco niños presenta problemas psicológicos serios: las enfermedades mentales (ansiedad, depresión y fobias principalmente) constituyen la causa más frecuente de baja escolar prolongada en adolescentes.
    • Aumentos de cárceles y número de presos por todo tipo de delitos.
    • El asesinato de mujeres asesinadas por sus parejas, las violaciones, los comportamientos machistas y violentos, pese a la presión social, de los medios,  y de la gran gasto de los poderes públicos por reducirlos, no se consigue.
    • Los juzgados están llenos de casos de corrupción, especialmente de políticos y gente respetable.
    • Confusión sexual, imposición de la ideología de género y promoción de la homosexualidad.
    • Animales (perros) más considerados y mejor atendidos que niños y abuelos.
    • El egoísmo y la avaricia:  la desigualdad económica crece rápidamente en la mayoría de los países. La riqueza mundial está dividida en dos: casi la mitad está en manos del 1% más rico de la población, y la otra mitad se reparte entre el 99% restante.
    • Miles y miles de emigrantes y refugiados que dormitan, ateridos, en las calles heladas de las grande ciudades civilizadas, y si es que llegan a ellas.
    • La soledad cada vez es mayor: padecida no solo por personas mayores sino a cualquier edad (cada vez más las familia u hogares se componen de una persona sola).
    • Amenazas cósmicas de gases incontrolados y efectos invernadero.
    • Ancianos, desechados y aparcados en cualquier asilo olvidado.
    • La eutanasia cada vez está siendo más establecida como una solución no ya solo por el deterioro de la edad, también como una opción válida escogida por cualquier, y como una forma de limitar la población y de controlar el gasto de los cuidados paliativos.
    • El incremento de las sectas y de personas enroladas en grupos satánicos.
    • Retroceso en valores como la solidaridad, la compasión, la generosidad, etc. Según información que poseemos de otras ONGs, se advierte de que han disminuido los voluntarios y la recaudación. Se ha llegado a una situación de “agotamiento del donante”.
    • Acumulación de leyes y todo tipo de prohibiciones e incrementos de policías y de tecnológicos de control y vigilancia para reprimir los delitos de una población que dejada a su ser y libremente es incapaz de autocontrolarse.

Que la gente mala o poseída de espíritu inmundos no trate de disimular los frutos amargos de su paso por la tierra. Esto os pertenece. Este es el equipaje con el que vais a transitar a la otra orilla. Allí os aguarda un juicio justo.

El laicismo y su sociedad atea tendrían que asumir sus responsabilidad en todo esto y darnos una explicación…

Ah, y esto promete ir a más.

ACTUALIDAD CATÓLICA