Empoderamiento del zorrerío

Vaya rimas, qué ripios de pareados encadenados… En cuanto al gusto literario, un cero, y en lo tocante al contenido, el empoderamiento femenino consistente en el zorrerío. Una ordinariez colosal. Esto es lo que hay. Y lo peor es que no hay para más. Si alguien se atreve a presentar algo así a un concurso es porque cree que va a ser bien recibido y hasta puede ganar  (como así ha sido). Y si gana, pues ¿qué pensar de los electores?, ¿de los espectadores? ¿y del gusto general? ¿de una sociedad así?

Vean ustedes la letra de la canción con la que se va a representar España en el festival de Eurovisión:

Ya sé que soy solo una zorra
Que mi pasado te devora
Ya sé que soy la oveja negra
La incomprendida, la de piedra

Ya sé que no soy quien tú quieres (lo sé)
Entiendo que te desespere (lo sé)
Pero esta es mi naturaleza
Cambiar por ti me da pereza

Estoy en un buen momento
Solo era cuestión de tiempo
Voy a salir a la calle a gritar lo que siento
A los cuatro vientos

Si salgo sola soy la zorra
Si me divierto la más zorra
Si alargo y se me hace de día
Soy más zorra todavía

Cuando consigo lo que quiero (zorra, zorra)
Jamás es porque lo merezco (zorra, zorra)
Y aunque me esté comiendo el mundo
No se valora ni un segundo

Estoy en un buen momento
Solo era cuestión de tiempo
Voy a salir a la calle a gritar lo que siento
A los cuatro vientos

Estoy en un buen momento (zorra, zorra)
Reconstruida por dentro (zorra, zorra)
Y esa zorra que tanto temías se fue empoderando
Y ahora es una zorra de postal (zorra, zorra, zorra)

A la que ya no le va mal (zorra, zorra, zorra)
A la que todo le da igual
Lapídame, si ya total
Soy una zorra de postal

Yo soy una mujer real (zorra, zorra, zorra)
Y si me pongo visceral (zorra, zorra, zorra)
De zorra pasaré a chacal, te habrás metido en un zarzal
Soy una zorra de postal (zorra, zorra, zorra)

Estoy en un buen momento
Solo era cuestión de tiempo
Voy a salir a la calle a gritar lo que siento
A los cuatro vientos

Estoy en un buen momento (zorra, zorra, zorra)
Reconstruida por dentro (zorra, zorra, zorra)
Y esa zorra que tanto temías se fue empoderando
Y ahora es una zorra de postal

Un mensaje reivindicativo y feminista: «Ser zorra es ser una persona empoderada que a veces tiene que ponerse un caparazón para evitar la envidia». En fin, y para rematar, la puesta en escena de pésimo gusto y peor contenido en cuanto al mensaje de empoderamiento femenino: dos musculitos travestidos con tacones y que acaban por quedarse con un corpiño y en tanga.

Esto habla bien a las claras de cómo está el patio musical, femenino, español, europeo y humano en general, especialmente en Occidente. Para echarse a llorar. Ahora nos reímos con estas charlotadas seugopolicatas-ideologicas de baja estopa, pero algún día lloraremos; ya se está viendo los frutos amargos que da lo que se está sembrando. Para qué mencionar la retahíla de males que nos achacan: violencia contra los padres, profesores, agresiones de todo tipo, violaciones grupales, delincuencia, drogadicción, pasotismo laboral, falta de conciencia moral y de principios éticos, etc, etc.; un sinfín de de males cada vez más abundantes y mayores. ¡Que no nos pase ná!

«Nebulossa se llama el trío musical elegido para Eurovisión 2024. Y tanto que nebulosa. Densa niebla, boria espesa, cerrada calima. Vamos a ir hecho unos zorros a eurovisión. Bazofia musical. La interpretación que he visto es acorde con el zorrerío, ambiente oscuro con luces rojas de club de carretera. La coreografía, un primor con esos corsés incrustados en el periné.» «Estamos dentro de estándares europeos, tranquilos. Lo que vende es esto: indefinición sexual, ideología de género y zorreamiento a granel a ritmo de música electrónica. Aquí lo importante es que el lobby nos meta su canción y su letra.»  (Juan M. Uriarte, cartagenaactualidad).

A altas horas de la madrugada o ya despuntando el día (para otros) retornar a casa borracha y sola, cual zorra barata, es el modelo de libertad y seña de identidad de a lo que aspiran nuestras jóvenes (y no tan jóvenes). ¡Qué bonito!

Con este tipo de persona, mujer, poco de futuro estable, de compromiso formal y verdadero se puede aspirar a lograr. Perdamos toda esperanza.

Es preocupante, ha llegado un momento en el que esta canción representa a España y al feminismo. Y nadie representativo dice nada. Bueno sí, el presidente de España, que ríe la gracia, calificando elogiosamente a esta canción titulada «Zorra», «provocación cultural» feminista y divertida. ¡Hay que ser necio!

Como hemos dicho, todo esto es muy instructivo y explica muchas cosas que están pasando en nuestra sociedad. ¡Cosas veredes Sancho…!, exclamó Don Quijote.

 

Mons. Munilla: la canción «Zorra» denigra a la mujer y es prueba de la crisis cultural en España

ACTUALIDAD CATÓLICA